YO NO TE LO PIRATEO: RESEÑA DE ETHER

Cubierta de Ether #1
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin
Otra obra de David Rubín

Antología de los relatos de Solomon Kane escritos por R.E. Howard. Contiene ilustraciones adicionales de Rubín.

Desde que Astiberri editase aquella recopilación de los relatos originales de Solomon Kane ilustrados por David Rubín, he tenido ganas de hacerme con alguno de los trabajos de este artista orensano. El héroe o Beowulf me picaron la curiosidad, pero acabé desechando la idea de comprarlos por conocer de antemano las historias que contaban (solo parcialmente en el primer caso) y porque el estilo poco convencional de Rubín no me acababa de parecer maduro. Ahora que la editorial antes mencionada nos ha traído Ether: La muerte de la última Llama Dorada, no he podido resistirme a echarle el guante y aquí os dejo mis impresiones.

DETECTIVE DE CRÍMENES INEXPLICABLES

Boone Dias es un científico capaz de viajar entre nuestro mundo y una realidad poblada por entidades mágicas conocida como Ether (igual que en la mitología griega), donde se dedica a catalogar lo que ve, como si de un moderno Linneo se tratase. Guiado por su afán de dar una explicación lógica a todo lo allí presente, se ganará una reputación como detective al hacer uso de sus habilidades inductivas y deductivas para resolver de forma racional sucesos sobrenaturales que los habitantes de la región consideran inexplicables. Será precisamente el asesinato de una de las figuras más importantes de esa extraña dimensión la que sirva de catalizador de la historia que nos presentó Dark Horse en esa mini-serie publicada en Estados Unidos entre 2016 y 2017.

DICOTOMÍAS: LO EMPÍRICO FRENTE A LO FANTÁSTICO

A un lector casual, Ether puede darle una primera impresión equivocada. Diálogos con mucha sorna, dibujo colorido y de estilo cartoon, y una historia que a priori no se aleja mucho de la de cualquier serial ligero de detectives. Más allá del asesinato en sí, el primer episodio de los cinco está escrito en un tono bastante jovial. Eso es, claro, hasta que te quedan 5 o 6 páginas para terminar el cómic y te das cuenta que no todo es tan bonito para el personaje que conduce la historia. Y no hablemos ya del principio del segundo número, cuando vemos el desquiciado método utilizado para viajar entre dimensiones.

Viñeta extraída de Ether #1

Boone Dias investigando el asesinato de la Llama Dorada, en unas viñetas de aire muy “kirbyano“.

Esclavitud, maltrato infantil, suicidio, abuso de poder, incapacidad para conciliar vida laboral y familiar… Todos esos temas y más se dejan ver pero de forma que nunca predominan negativamente sobre la visión optimista que suponen el afán de descubrimiento y de saber que impregna toda la obra. Eso hace que la serie se disfrute en la forma y en el fondo, pues tiene segundas lecturas muy interesantes y maduras, a pesar de ser un cómic de acción, no reflexivo.

Viñeta extraída de Ether #2

Llama Dorada, una heroína curtida.

Si el viaje entre dos mundos es la base de la historia, podemos decir que la temática estrella en Ether no es el asesinato sino la dualidad; de ambas dimensiones, de sus personajes (todos tienen dos caras), y hasta de los creadores (¿os gustan este tipo de historias o no?) y de la obra en sí (por lo expuesto anteriormente tanto en estética como en temática). Podríamos establecer igualmente un paralelismo entre esta dualidad y la forma que tiene los taxónomos de clasificar la vida; mediante claves dicotómicas.

BUSCANDO LA RESPUESTA A UN “¿POR QUÉ?”

Al igual que ocurre con la ciencia o con la filosofía, Ether nace de una pregunta. Matt Kindt se interrogó a sí mismo sobre su falta de pasión por las historias de fantasía y llegó a la conclusión de que su mente analítica era incapaz de disfrutar con cosas sobrenaturales que no podía explicar. Esta faceta de su personalidad representa las raíces del protagonista de la historia, que lleva hasta la obsesión su deseo de que la ciencia conquiste los prejuicios y lo desconocido.

Viñeta de Ether #2

Extracto del cuaderno de notas de Boone.

Como él mismo confiesa, David Rubín tampoco es un apasionado de la fantasía. Al unir las impresiones de los dos autores al respecto, la sinergia que se generó produjo una obra muy redonda en términos creativos. Sería fácil comulgar con la opinión que por ahí corre de que casi todo Ether es David Rubín. Y es que, como biólogo, me resulta imposible no maravillarme ante las descripciones de tan variopintos parajes y seres vivos (con fichas de algunos incluidas en cada número). Cómo aficionado al cómic, asombran igualmente su destreza narrativa (totalmente cinematográfica, en la línea de sus queridos Miller o Pope), los homenajes constante a Jack Kirby (algunos de ellos solo disponibles en los extras de la edición española), o la habilidad para hacer convivir lo occidental y lo oriental, lo cartoon y lo anime.

Portada de Ether #3

Ilustración utilizada como cubierta del tercer número de la serie original.

Valoradas en su justa medida las aportaciones del dibujante, cabe mencionar que también se reconocen las ideas del guionista. Como ejemplos, el carácter obsesivo del aventurero protagonista (aunque sea un tópico irreal que ya debería haberse superado cuando se retrata a los científicos en los cómics), la estructura narrativa no lineal, o el doble juego de análogos. Todas ellas son características presentes en obras previas de Matt Kindt como Pistolwhip o Super Spy.

CONCLUSIONES

Ether es un bello aperitivo de lo que la imaginación desbordada de 2 autores geniales puede dar de sí. También es heraldo de un universo original del que estamos ansiosos por ver más cosas en el futuro, pues tiene una personalidad que le hace desmarcarse de la producción actual.

Es un cómic que sentirás deseos de comprar en cuanto tu vista se pose sobre él. Afortunadamente ya fue publicado, en marzo de 2017, en un volumen de lujo que incluye declaraciones de ambos autores y conceptos gráficos de la serie. No puede faltar en tu estantería.

Nota: Si queréis saber a qué ha venido el título de mi artículo, os emplazo a leer AQUÍ. También os recomiendo ver la siguiente entrevista al dibujante respecto a la presente obra hecha por ABCVideo sobre Ether

Guardar

Guardar

About Emilio De La Fuente Lucena

Biólogo friki de todo lo que se pueda ser friki, crítico al extremo, y de mente inquieta y retadora. Con mis limitadas capacidades, me gusta crear cosas en mis ratos libres; entre ellas artículos como los que comparto con todos vosotros aquí.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies