Transformers: Cómics de Generación I

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Share
Instagram

   Transformers es la historia de la guerra entre Autobots y Decepticons. Los buenos contra los malos. Lo de toda la vida. No hay relato más antiguo que este ni arquetipo más repetido en la ficción clásica y contemporánea.

David Hernando

Todo comenzó con unos juguetes

Futuros Transformers

Futuros Transformers

   Transformers empezó siendo una franquicia de dos empresas de juguetes, la americana Hasbro y la japonesa Takara Tomy. En la década de los setenta el éxito en el mercado japonés de los denominados “Mechas”, con Mazinguer-Z como estandarte, hizo que la compañía de juguetes japonesa Takara decidiera sacar tajada creando dos líneas de robots que pudiera transformarse en todo tipo de vehículos, armas y maquinarías. Así nacían los juguetes Diaclone y Microman. El éxito fue tal que otras empresas japonesas empezaron a sacar sus propias versiones de robots transformables. Aunque no llegarían al mercado internacional hasta los ochenta, en concreto 1982, momento en que Hasbro se dio cuenta de su potencial y le compró los derechos a Takara para poder comercializarlos fuera de Japón. Además, en una hábil maniobra, eliminó toda la historia creada en torno a los mencionados Diaclone y Microman, adquirió los derechos de todos los juguetes transformables que tuvieran la calidad de los de Takara y fusionó sus dos líneas de robots en una sola. De este modo estaba en condiciones de crear una nueva franquicia de robots transformables con una historia propia, a los que bautizó como Transformers. El éxito fue tal que Takara terminaría vendiendo sus productos Diaclone y Microman con la marca  Transformers.

Transformers en Marvel

   El argumento de Transformers es muy simple: La confrontación entre dos bandos. Unos son los heroicos Autobots y otros los malvados Decepticons, los primeros luchan por la coexistencia y la paz mientras que los segundos buscan la dominación y la conquista. El escenario de la contienda es su planeta, Cybertron, del que, tras siglos de contiendas, han agotado sus recursos, lo que les obliga a buscar otro mundo del que extraer las materias primas que posibiliten a uno de los bandos ganar la guerra y ese mundo será La Tierra.

   Esta idea es la que ha generado hasta hoy multitud de juguetes transformables, series y una película de animación, videojuegos y varias adaptaciones cinematográficas que han contribuido a revisar el mito y ponerlo en primera línea.

   Por supuesto, también cómics. Hasbro contrató a Marvel en los ochenta para que creara los cómics que sirvieran de trasfondo a los juguetes y a la serie de televisión Transformers. Es la etapa denominada como TransformersGeneración 1, período que se asigna a los Transformers aparecidos entre 1984 y 1993.

Transformers Vol 1 #1

   Los autores implicados en este proyecto fueron el entonces editor en jefe de Marvel Jim Shooter y el guionista Dennis O’Neil. Ambos escritores inventaron nombres como Omega Supreme, Optimus Prime o Ultra Magnus. Pero Hasbro rechazó otros tantos nombres y argumentos, lo que provocó la marcha de O’Neil del proyecto. Su sustituto fue Bob Budiansky, quien elaboró los denominados “Profiles” o fichas que aparecían por detrás de las cajas de los juguetes, reestructuró argumentos y dio tanto nombres como personalidad a la mayoría de los Transformers. Por ejemplo, le debemos nombres como Sideswipe, Wheeljack o Megatron, así como el concepto de Matriz de la Creación, artefacto que da vida a las máquinas, introducido en la película de animación Transformers: The movie (1986), puente entre la segunda y la temporada de Transformers: Generación 1.

   En principio se pensó en una serie limitada de cuatro cómics con el único propósito de vender juguetes por lo que ni el guion ni el dibujo eran particularmente buenos. Aún así se trato de integrar a los Transformers en el Universo Marvel con la aparición de personajes tan emblemáticos de la compañía como Spider-Man. Autores como Ralph Macchio, Jim Salicrup y Bill Mantlo se ocuparían de los guiones mientras que el dibujo correría a cargo de Fran Springer, William Johnson, Mike Minley y Graham Nolam. Siendo Budiansky el editor. Esta serie limitada, cuyo primer cómic se publicó en septiembre de 1984, se convertiría en regular a partir del quinto número, donde Budiansky entrará a formar parte del equipo creativo como guionista y Don Perlin pasaría a ser conocido como uno de los dibujantes que más cómics ha realizado de Transformers.

Transformers Vol 1 #3

Impresiones sobre este material de Transformers

   Ninguno de los autores implicados en Transformers eran especialmente de renombre dado que no se pretendía ir más allá de la publicidad de los muñecos con estos cómics. Aún así, frente a los episodios idénticos y de escasa caracterización de la serie de televisión, Budiansky y sus colaboradores trataron de hacer guiones mínimamente elaborados con una aceptable caracterización de los personajes. Citando el post Transformers: Mitología (Parte 1, “Origen e Historia”) del Blog Comicologia:

Dentro de las historias que trataba el cómic vemos a un Megatrón más obsesionado que en la serie televisiva, a Soundwave y Shockwave confabulando para derrocar a su líder; un Grimlock más inteligente y vivaz que lideró a los Autobots por una etapa; un Blaster con más “actitud”; un Bumblebee menos “infantil”; Ratbat como líder de los  Decepticons; humanos que podían engañar y hasta derrotar a los Transformers, e incluso personajes del Universo Marvel haciendo apariciones especiales y con la otra franquicia de Hasbro, Gi Joe, tuvieron historias memorables.

Transformers: Mitología (Parte 1, “Origen e Historia”)

   Incluso el entintado de Ian Akin y Brian Garvey hacían posible leer los dibujos de Don Perlin. Por fortuna Jose Delbo lo sustituyó con lo que, en el apartado artístico, la colección ganó bastante.

G.I. Joe and the Transformers Vol 1 #4

La humanización de los Transformers

   Asimismo, la idea de combinar humanos con Transformers, elaborada por Budiansky en la serie limitada Transformers: Headmasters, -ya fuera convirtiéndose en sus cabezas (Headmasters), en sus armas (Targetmasters) o en sus motores (Powermasters)-, contribuyó a humanizar a estos robots al tener acceso a las emociones humanas de sus componentes. Optimus Prime, por ejemplo, fue un tiempo Powermaster, Fortress Maximus un Headmaster y Hot Rod un  Targetmaster. Otros personajes clásicos de la serie como Jazz, Bumblebee, Grimlock o Starscream llevaron corazas con apariencia humana que los ubicaba en el subgrupo transformer conocido como Pretenders.

Transformers Headmasters Vol 1 #1

Transformers Headmasters Vol 1 #1

Transformers Vol 1 #42

Los Transformers de Simon Furman

   Pero cuándo verdaderamente se puso interesante el cómic fue con la llegada del escritor británico Simon Furman en Transformers #56. Furman había sido guionista de Transformers en Marvel UK, la filial de Marvel en Inglaterra, por lo que ya conocía en terreno. Originariamente Marvel UK publicaba en Inglaterra lo editado por Marvel de Transformers. Aunque llegarían a producir sus propios cómics y a superar en longevidad a la serie madre. De hecho la serie inglesa duró 332 cómics mientras que en la americana llegaría a 80.

   En esta etapa, Transformers #56 – Transformers #80, Furman presentaría a personajes que pasarían a ser fundamentales para tramas de posteriores volúmenes. Hablamos de los Decepticons Pretenders Bludgeon Thunderwing. Además, relataría el origen de Cybertron y de los Transformers, relacionándolo con Unicron -la gran amenaza de  Transformers: The movie– que aquí adquirirá tal magnitud que requerirá de una alianza de AutobotsDecepticons, así como de una corrupta Matriz de la Creación, para detenerlo. Sin olvidarnos de Galvatron, un Megatron de una realidad alternativa, que, en Transformers: The movie, actuaba como heraldo de Unicron.

Transformers Vol 1 #60 (89). Por Jose Delbo y Danny Bulanadi.

Transformers #63. Por Ian Akin.

Transformers #67. Por Jim Lee.

   Por desgracia Jose Delbo terminaría siendo sustituido por Dwayne Turner y otros dos dibujantes de Marvel UKGeoff SeniorAndrew Wildman, que ni se acercaron a Delbo rozando, en ocasiones, lo grotesco.

   Continuando con el proceso de humanización de los Transformers y asumiendo que, además de ser inteligencias artificiales, en tanto que sociedad, probablemente practicarían algún tipo de ritual o culto, Furman introdujo a Primus, su dios creador. Este descubrimiento, junto con el de Unicron, sería el punto de partida de la saga Matrix Quest, una historia de tintes apocalípticos que hubiera supuesto un interesante reinicio de la colección si no hubiera sido por el cierre prematuro de la misma, en Transformers #80.

Transformers #80. Por Andrew Wildman.

   Así se quedaron las cosas hasta 2012. Momento en que IDW Publishing se hizo con los derechos de la franquicia y le propuso a Furman un proyecto para cerrar las tramas pendientes. Se trataba de Transformers: Regeneration One, con Guido Guidi como dibujante. Este sería el punto de partida de una fructífera colaboración del guionista británico con  IDW, de la cual os hablamos en los siguientes posts:

 

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Share
Instagram

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. TRANSFORMERS: TSCHE-CHU-CHU-CHU-TSCHE | DYNAMIC CULTURE

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Adrián De La Fuente Lucena como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de moderar y responder tus comentarios. Tus datos estarán alojados en DonDominio, mi plataforma de hosting. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en asociaciondynamicculture@gmail.com o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.