Fichero de Saint Seiya: Ikki del Fénix

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Share
Instagram

Introducción

   Con Ikki del Fénix, el más poderoso de los Saints de Bronce, terminamos de presentar a los protagonistas de Saint Seiya.

Rasgos básicos de Ikki del Fénix

   Ikki, al igual que el resto de protagonistas de Saint Seiya, es hijo de Mitsumasa Kido. Con la particularidad de que tanto Ikki como Shun son hermanos biológicos. Por circunstancias desconocidas Ikki aparece deambulando por las calles de Tokio con Shun. Posteriormente serían localizados por la Fundación Graude de Kido y enviados a diferentes campos de entrenamiento para convertirse en los defensores de la Atenea del siglo XX.

   Por azar a Shun le tocó entrenar en la Isla de la Reina de la Muerte, una isla ficticia del Pacífico Sur cuyo nombre deriva de Rangda o reina de la muerte, la reina de los demonios del mal según la mitología balinesa. De existir la isla formaría parte de las llamadas Islas Fénix, cerca de Indonesia y de Bali. De ahí que Kurumada situara allí la armadura del Fénix y se inspirara en su cultura.

   Las  condiciones de vida en esta isla eran muy duras debido a su intensa actividad volcánica, circunstancia que hizo pensar a Ikki que Shun no sobreviviría en dicho entorno por lo que decidió ocupar su lugar.

   Allí fue entrenado duramente por Guilty, un misterioso y cruel Saint cuya máscara parece basada en Rangda, que no hizo más que insistirle que el odio era la verdadera fuerza. Al punto de hacer que Ikki lo matara a la vez que le rebelaba tanto la ubicación de la armadura del Fénix como que su padre era Mitsumasa Kido.

   Tras derrotar a los guardianes de la armadura, Jango y sus Saints Negros, Ikki inicia una cruzada contra Saori Kido (Atenea) y sus caballeros como venganza indirecta contra el difunto Mitsumasa por las penalidades que le hizo pasar. Finalmente estos le harán recapacitar pero mantendrá una actitud de lobo solitario apareciendo solo cuándo se le necesita.

   Además de solitario Ikki posee un carácter rudo y desafiante en contraposición a su hermano Shun, más tranquilo y cariñoso. Si bien su nobleza le hacen entregarse a la causa de la justicia manteniendo en todo momento la sangre fría necesaria para salir victorioso en sus combates. No es tan impetuoso como Seiya ni tan reflexivo como Shiryu sino una especie de término medio. Entiende que, en ocasiones, es necesario luchar, desmarcándose del pacifismo de Shun, pero sin dejar de ser compasivo y amable cuando la situación lo requiere. Si bien, a diferencia de Hyoga, nunca deja que los sentimientos le desborden. Todo lo cual hace de Ikki el personaje protagonista más maduro. Ya no solo por su gran fortaleza física y espiritual sino también por su carácter inconformista. Es una persona que defiende sus principios y se responsabilizada de sus acciones sin caer en dogmatismos. Un espíritu libre y disciplinado que no duda en cuestionar la autoridad.

   Su apariencia está basada en Musashi Asuka del manga Fuma no Koiro y su nombre significa el más brillante. Nombre con el que Kurumada quería resaltar tanto la vinculación de su constelación a la luz como su condición de Saint de Bronce más poderoso y resistente porque, en sintonía con la leyenda del Fénix, su cosmos aumenta cada vez que elude a la muerte.

   Su potente cosmos, unido a la capacidad de regeneración de su armadura, permitieron a ambos alcanzar el nivel tanto de los Saint Dorados como de los dioses. Hasta el punto de que Kaiser de Leo lo considero un digno sucesor. Lo que tiene sentido si consideramos que el signo zodiacal de Ikki es Leo, el cual se asocia al fuego, como su constelación protectora.

Peculiaridades y Técnicas más destacadas de Ikki del Fenix

  • Ikki usa las plumas de su armadura como arma arrojadiza o shuriken y sus alas para volar. Asimismo su casco o diadema posee un antifaz protector.

  • Puño de la Ilusión Demoníaca del Fénix (Hōō Genmaken): Ikki golpea el cerebro de su adversario causando un daño tanto psíquico como físico. Lo cual se manifiesta en forma de manipulación y control mental, lo que permite a Ikki distorsionar la mente de su adversario, deformando su percepción de la realidad para incapacitarlo, o tomar el control de la misma descubriendo así sus secretos. Recurso utilizado por Kurumada para indagar en los personajes.

  • Vuelo Celestial de las Alas del Fénix (Hō Yoku Ten Shō): Emulando el vuelo de un Fénix Ikki extiende las palmas de sus manos hacia delante liberando una devastadora ola de fuego que impacta contra su adversario consumiendo todo a su alrededor.

Esquema de la armadura definitiva de Ikki del Fénix en el Manga

Esquema de la armadura divina del Fénix

Al igual que el ave legendaria, de quien toma su nombre, la armadura del Fénix puede regenerarse por sí sola, haciéndose más poderosa en el proceso. Si a eso le sumamos que, tras ser bañada por la sangre de Atenea, se convirtió en divina, podemos decir que estamos ante la armadura de bronce más poderosa de todas.

Armadura del Fénix exclusiva del Anime

La armadura del Fénix formada no apareció nunca en el anime. La forma que tiene en esa imagen parece inspirada en la figura oficial del personaje.

Cierre: Sobre la leyenda del Fenix

   El Fénix fue introducida como constelación en el siglo XVI por los navegantes Pieter Dirkszoon Keyser y Frederick de Houtman. Sería el astrónomo Johann Bayer quien la registraría oficialmente en 1603.

   En la tradición occidental el Fénix es una longeva criatura mitológica envuelta en llamas. Suele tener la forma de un águila dorada con brillantes ojos, enorme cresta y plumaje multicolor. Las plumas de su cuello son doradas, las de su cola blancas y el resto moradas. De ahí que su nombre signifique púrpura escarlata. Aunque también se traduce como rojo por su color fuego.

   Su leyenda se origina en el antiguo Egipto, inspirándose en el Bennu, una especie de garza que dejaba sus huevos en tierra y remontaba el vuelo sobre el Nilo al alba. Por lo que daba la impresión de que sus crías nacía espontáneamente del suelo por la acción del sol que muere y renace todos los días. De hecho se tenía la creencia de que este ave sagrada ayudaba a salir al sol dándole su característico color rojizo. De ahí que simbolizara a la divinidad solar Ra. Además las garzas se suelen reagrupar en masa durante las crecidas del Nilo y este regreso cíclico hizo que se las asociara con la fuerza viva del agua, símbolo de eterna renovación. Lo que explica que el Fénix fuera una de las formas de Osiris, dios de la fertilidad, la agricultura y la resurrección. La resurrección es una de las característica del Fénix que, cuando presentía que su fin estaba cerca, se prendía fuego en el templo de Heliópolis para, posteriormente, renacer de sus cenizas.

   Por todo ello se le veneraba como símbolo del fuego y del sol, así como de la inmortalidad, la resurrección y el renacimiento. A lo que los romanos añadirían la imperecedera vitalidad del Imperio a través de sus frescos, estandartes o monedas.

   En la tradición judeo-cristiana el Fénix fue el único ser del Jardín del Edén que no comió de la fruta prohibida. Su recompensa fue la inmortalidad permitiéndole resurgir de sus cenizas, convirtiéndolo así tanto en símbolo de la esperanza como de la inmortalidad del alma y de la resurrección de Cristo. Además de encarnar lo espiritual en la alquimia.

   El equivalente chino al Ave Fénix es el Feng Huang, un ave mítica entre pavo real y faisán, de brillantes colores, símbolo de realeza. A menudo se le empareja con el Dragón, para simbolizar el Yin y el Yang. El Dragón, que es macho, simbolizaría al emperador, y el Fénix, que es hembra, a la emperatriz. Aunque parece ser que este nombre, por separado, designaría, por un lado, a las aves hembra (Huang) y, por otro, a las aves macho (Feng). Para la técnica Hōō Genmaken se utiliza el Kanji de Fénix hembra (Hōō), que simboliza a Hinotori, una diosa japonesa en forma de pájaro de fuego. Mientras que la técnica Hō Yoku Ten Shō comienza con , en chino Feng, que aludiría al Fénix macho. Puede que con esto Kurumada quisiera resaltar que el Vuelo Celestial de las Alas del Fénix es un golpe de destrucción, asociado a lo activo y masculino, mientras que el Puño de la Ilusión Demoníaca del Fénix es un golpe espiritual, asociado a lo pasivo y femenino.

   ¡Enciende tu cosmos, comenta y comparte! ¡Muchas gracias! 

Follow by Email
Twitter
Visit Us
Follow Me
YOUTUBE
LinkedIn
Share
Instagram

About Adrián De La Fuente Lucena

Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural y en Filosofía Contemporánea, Diplomatura en WordPress, profe, Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Community Manager, Redactor Digital y Bloguero. Fundador de DYNAMIC CULTURE. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Adrián De La Fuente Lucena como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de moderar y responder tus comentarios. Tus datos estarán alojados en DonDominio, mi plataforma de hosting. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en asociaciondynamicculture@gmail.com o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.