¿Por qué es tan buena la etapa de David Michelinie, Bob Layton y John Romita Jr. en Iron Man? ¡Descúbrelo!

“Lo que diferencia a Tony Stark es que es (…) un tipo normal, aunque brillante. Es un superhéroe sin superpoderes. Es literalmente alguien que se hizo a sí mismo un héroe (…). Su cerebro y su valor son sus verdaderos superpoderes (…). (…) es su complejidad, combinada con el realismo de la tecnología, las intrigas y la política lo que hace al personaje único (…). (…) David y yo fuimos capaces de reformular el concepto inicial de Iron Man (…) y convertirlo en algo cuyo legado perdura hasta el día de hoy”.

Bob Layton

Introducción

   A la espera de la emisión de la serie Armor Wars, cuyo protagonista será James Rhodes/Máquina de Guerra (Don Cheadle), para publicar artículos con material más directamente relacionado con el personaje, he decidido dedicar este artículo a la etapa de Iron Man que vio nacer a Rhodes, la etapa de David Michelinie, Bob Layton y John Romita Jr., y así contarte por qué considero que es tan buena.

Reunión del equipo creativo de Iron Man

   Después de la mediocre etapa de Gerry Conway así como de los irregulares trabajos de Mike Friedrich y Bill Mantlo, el nuevo director en jefe de Marvel, desde finales de los setenta, Jim Shooter, decidió dar un giro a Iron Man para subir las ventas del personaje. El cambio comenzaría introduciendo a un dibujante que volviera a hacer atractivo al título. El elegido fue John Romita Jr., hijo del gran dibujante de Spiderman John Romita Sr., quien había empezado a hacerse un nombre en la industria. Su debut sería en Iron Man #115 (78) con una trama en la que Mantlo iniciaba la ruptura de Iron Man/Tony Stark con Madam Máscara. Trama que cerrarían, en el número siguiente, David Michelinie y Bob Layton. El nuevo equipo creativo estaba formado y su entrada, como la del guionista Archie Goodwin, había sido en mitad de una trama. Si bien, a diferencia de los comienzos de la etapa Goodwin, el cambio artístico había sido radical.

   El estilo detallista, a la par que espectacular, de Romita Jr. fue clave para volver a llamar la atención sobre la colección pero no fue el único factor para que esta etapa se convirtiera en la primera gran etapa de Iron Man sino una de las patas de la mesa. La otra pata era el curioso dúo MichelinieLayton. Digo curioso porque Layton, a la par que entintador de la cabecera, era co-guionista de la misma, junto a Michelinie. Lo que entonces era algo bastante inusual en un cómic de superhéroes. Ambos planificaban el argumento y luego Michelinie escribía los guiones. Ni que decir tiene que tal grado de complementación, unido al conocimiento y la afición que Layton tenía por Iron Man, no podía traducirse más que en una serie de historias que son historia del medio y base para etapas e historias posteriores del Vengador Dorado.

 

Ejes que aseguraron el éxito de esta etapa de Iron Man

   Fueron cuatro ejes los que aseguraron el éxito de esta etapa en Iron Man:

   1) Centrarse más en el hombre que lleva la armadura que en la propia armadura, lo que implicaba recuperar su faceta de irresistible playboy, que se había desdibujado con el paso de los números, haciendo que Tony Stark no hiciera más que sufrir mal de amores. De nuevo volvía a mostrarse irresistible para los personajes femeninos, a la vez que más confiado y lúcido a la hora de afrontar y solucionar los problemas, así como autosuficiente aún en situaciones donde no llevaba la armadura. Pese a lo cual no llega a caer en actitudes excesivamente cínicas, narcisistas o frívolas, más propias de su versión Ultimate o Cinematográfica. Lo cual es de agradecer a este equipo creativo. Tony Stark puede gustar menos por ser un genio inventor multimillonario y filántropo, con el que es difícil identificarse pero, en mi opinión, son precisamente esos rasgos, junto con ese aire mezcla entre estrella de rock, superhéroe y James Bond, los que hace único e interesante al personaje. Y esto lo entendieron Michelinie y Layton a la perfección. Aunque más que entenderlo sería justo decir que fueron ellos los que supieron encajarlo bien.

   2) Todo un elenco de nuevos personajes secundarios. Entre ellos la inteligente guardaespaldas Bethany Cabe, símbolo de mujer liberada y principal interés sentimental de Stark en esta etapa;  la secretaria Bambi Arbogast; Yvette Avril, presidenta de una de las sucursales de Stark Internacional en Europa; el mencionado James Rhodes, piloto, confidente y amigo íntimo de Tony; el jefe de seguridad Víctor Martinelli o la doctora Erica Sondheim. Al fin se sentía a Stark Internacional como una empresa en la que cada uno de sus integrantes tenía un carisma y una historia que daría para cómics centrados en ellos. Stark llegaría a tener en nómina, sin saberlo, al nuevo Hombre Hormiga, el ex convicto Scott Lang, como uno de sus especialistas en electrónica. Del cual se servirían Michelinie y Layton para hacer un homenaje a La Guerra Kree-Skrull pero cambiando a La Visión por Iron Man. Contrariamente a lo que puede verse en las películas, Lang será una inestimable ayuda para Tony, tanto en su faceta laboral como superheroica, pero sin reducirlo nunca a una especie de ayudante del que mofarse, como hicieron guionistas posteriores con cierto arácnido.

   3. Poner el acento en un mundo de intrigas corporativas, donde el adversario por excelencia de Iron Man/Tony Stark será Justin Hammer. Corrupto empresario sin escrúpulos, responsable de proporcionar material tecnológico a muchos supervillanos del Universo Marvel y de manipular la armadura de Iron Man para hacerle asesinar a un embajador, con el propósito de hundir tanto al héroe como al empresario. Un gran ejemplo de empresario manipulador, opuesto a Tony Stark, absurdamente ridiculizado en la segunda película del personaje. Aparte de su adicción al alcohol, el otro gran oponente de cabeza de lata será la organización S.H.I.E.L.D., que tratará de hacerse con el control de Stark Internacional para que vuelva a fabricar armas. En un entorno post 11S, donde los superhéroes se han militarizado o remilitarizado, puede resultar extraño pero hubo un tiempo, la década de los 70 del siglo pasado, donde Los Vengadores, más que una organización paramilitar, fuertemente vinculada con S.H.I.E.L.D., eran algo así como una asociación de amigos, financiada por Tony Stark, que buscaban ayudar a todo el mundo, con independencia del gobierno americano, que no dejaba de verlos como un riesgo para la seguridad nacional.

   4 ) No descuidar el aspecto tecnológico del personaje, introduciendo “armaduras especializadas” para misiones de camuflaje o en el espacio. Lo cual fue resultado del interés de Layton por la ciencia y la tecnología.

Cierre: Algunas de las historias más memorables de Iron Man

   Esta etapa, que comenzó en el mencionado Iron Man #115 (78) y se prolongó hasta Iron Man #156 (82), daría lugar a historias tan memorables como El demonio en la Botella, Iron Man #128 (79), en donde se mostraban los problemas de Tony Stark con el alcohol, o a enfrentamientos como los del vengador acorazado contra el Doctor Muerte en Camelot, Iron Man #150 (81). Como curiosidad  comentar también que la historia en el espacio, con el personaje Sunturion, contada en Iron Man #142 (81), sería adaptada para la segunda temporada de una serie animada de Iron Man en los 90.

   No me queda más que cerrar este artículo recomendado la lectura de esta gran etapa de Iron Man, recopilada por Panini Cómics, en Marvel Gold. Iron Man: A merced de mis amigos, Marvel Gold. Iron Man: El demonio en una botella (2ª Edición)Marvel Gold. Iron Man: El héroe interior, Marvel Gold. Iron Man: La caída del Pozo Estelar y Marvel Gold. Iron Man: El otro lado de la locura

    Espero que te haya gustado esta publicación. Y, si es así, espero tus comentarios. ¡Muchas gracias! Un abrazo.

About Adrián De La Fuente Lucena

Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural y en Filosofía Contemporánea, Diplomatura en WordPress, profe, Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Community Manager, Redactor Digital y Bloguero. Fundador de DYNAMIC CULTURE. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Adrián De La Fuente Lucena como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de moderar y responder tus comentarios. Tus datos estarán alojados en DonDominio, mi plataforma de hosting. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en asociaciondynamicculture@gmail.com o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.