¡Vamos a olvidarnos del #ReleaseTheZemoCut para hablarte del Barón Helmut Zemo de las viñetas y de sus Amos del Mal, los Thunderbolts!

Página de The Avengers #273 (86). Por John Buscema.

   “… todos habéis sido humillados en batallas contra aquellas fuerzas que la sociedad considera “buenas”. A menudo habéis sido golpeados y humillados por Los Vengadores. ¿Y quiénes son esos vengadores?  Sus filas cambian constantemente … ¡Pero permanecen invictos! ¿Cómo lo hacen? Os lo diré … ¡La Unidad!

   Los Vengadores no son más que un grupo de supuestos héroes que se han unido contra un enemigo común … ¡Nosotros! ¡Pero nosotros también podemos presentar un frente unido!

   ¡Juntos podremos derrotar a quien se nos oponga! Superamos en número a Los Vengadores. A pesar de todo su poder caerán ante nuestra superioridad”.

Barón Helmut Zemo

Introducción

   La actuación del principal villano del film Capitán América: Civil War (2016), el Barón Helmut Zemo, interpretado por Daniel Brühl, fue objeto de debate por parte de varios lectores de cómics. Lo cual podemos entender, ya que este villano ha sido el responsable de maquinaciones que han puesto en serios aprietos a Los Vengadores en varias ocasiones. Por lo que un metraje siempre se quedará corto para mostrarlo tal cual es.Barón Helmut Zemo (Daniel Brühl).

  En la actualidad, este actor, de nacionalidad española y alemana, ha vuelto a ser objeto de atención a raíz de su participación en la serie The Falcon and The Winter Soldier (2021) de Marvel Studios, donde interpreta de nuevo a Helmut Zemo, bailando en una discoteca, de la isla ficticia de Madripoor, en un plano de apenas tres segundos.

   El caso es que esto gustó mucho a los aficionados de la serie y, sabiendo que se grabó más de dicho baile de lo mostrado en el capítulo en cuestión, pidieron, a través del hashtag #ReleaseTheZemoCut, que se emitiera la versión completa. Asimismo, Marvel ha subido a Youtube una versión de Zemo bailando durante una hora.

   En mi opinión todo esto es anecdótico y no hace justicia a quien, por méritos propios, se convirtió en uno de los adversarios más peligrosos de Los Vengadores. Esta publicación busca subsanar eso, tomando, como punto de partida, el arco argumental que puso a este personaje junto a los grandes villanos del Universo Marvel. Hablamos de Under Siege, Bajo Asedio, que abarcaría The Avengers #273-277 (86-87). Además de The Avengers #270-272 (86) como preludios.

Zemo pone a Los Vengadores bajo asedio

   Empecemos por el principio. En las historietas, Helmut Zemo, decimotercer barón de su dinastía, es hijo del criminal nazi Heinrich Zemo, el cual moriría en combate contra el Capitán América en The Avengers #16 (65). Razón por la que Helmut, tomando el legado de su padre, decidiría vengarse del héroe de las barras y estrellas. Para ello reunió, como ya hiciera su padre en The Avengers #6 (64), a un grupo de villanos conocidos como los Amos del Mal, algo así como el reverso tenebroso de Los Héroes más poderosos de La Tierra. Lo que se ha convertido en un tópico de los cómics sobre superhéroes. A saber, crear sus antítesis. Pues esta antítesis, esta formación de Amos del Mal de Helmut Zemo resultó ser una de las más poderosa de su historia y la que más daño hizo a Los Vengadores.

   Haciendo uso de su gran capacidad de oratoria y artimañas varias, Zemo logra poner de su parte a diecisiete villanos, con suficiente poder para poner en dificultades a Los Vengadores. Pero, pese a su superioridad numérica, no recurrirá al clásico enfrentamiento cara a cara entre los dos grupos. Es más, sabiendo que el punto fuerte de sus enemigos es el trabajo en equipo, mientras que el de sus villanos no, lo que hará será aprovechar el momento de mayor debilidad de Los Vengadores para atacarles uno por uno.

Viñeta de The Avengers #273 (86). Por John Buscema.

   Nunca las máximas “El conocimiento es poder” y “Divide y vencerás” habían adquirido tanta relevancia como con Zemo. Este va observando a Los Vengadores, aprendiendo de ellos, viendo fisuras y discrepancias, hasta saber lo suficiente como para pasar a la acción.

  Se servirá de la ausencia de Namor -por cuestiones relacionadas con su amante Marrina y su reino de Atlantis-, las juergas y el descontento del semidios Hércules con el liderazgo de la Avispa, dada la actitud machista de aquel, los celos que el Caballero Negro siente por el mercenario Paladín -debido a su romance con la mencionada Avispa-, y la vulnerabilidad de la Capitana Marvel ante la energía extradimensional llamada Fuerza Oscura, para derrotarlos a todos, invadir La Mansión de Los Vengadores, capturar al Capitán América, a Jarvis (el mayordomo y alma del equipo) y al Caballero Negro. Además aprisiona a la Capitana Marvel en la dimensión oscura de Apagón, aprovechando el control del villano sobre la mencionada Fuerza Oscura.

The Avengers 274. Por John Buscema y Tom Palmer.

   Sin olvidarnos de la brutal paliza que el Grupo Destructor, Goliat, Mr.Hyde y Tiburón Tigre le propinan a un drogado Hércules, dejándolo al borde de la muerte. Sólo la Avispa logra escapar.

   Pero Zemo no sólo perseguía una derrota ideológica y física de Los Vengadores sino también moral. Sus adversarios sufrirán muchos más si se le hace daño a aquellos a los que han jurado defender, a los más vulnerables o a los ciudadanos de a pie. De manera que Helmut manda a dos de sus villanos, Titania y el Hombre Absorbente, a intentar rematar al hospitalizado Hércules, ordena a Hyde tanto destrozar objetos personales del Capi ante sus ojos como moler a palos a Jarvis, mostrando así algunas de las escenas más crudas de esta saga.

   Los Vengadores conseguirán sobreponerse y derrotar a sus enemigos pero el daño ya estaba hecho y les había mostrado que hasta ellos podían ser vulnerables. Los Amos del Mal habían sido, como se dice vulgarmente, los putos amos, en una historia que, en alguna ocasión, he comparada con el Daredevil: Born Again. Ese gran arco argumental de Frank Miller y David Mazzucchelli pero cambiando a Daredevil por Los Vengadores y a Kingpin por el Barón Zemo y sus Amos del Mal.

   Tanto en Born Again como en Asedio tiene lugar lo que los especialistas del medio llaman la deconstrucción del superhéroe, del grupo de superhéroes, en el caso que nos ocupa. Proceso que viene a consistir en tambalear los cimientos, la esencia, que les define o les hace ser lo que son para reconectarlos con el público contemporáneo y así conseguir que sigan resultando atractivos. En el caso de Los Vengadores su renovación vino por su humanización al tomar conciencia de que, pese a todo su poder, pudieron ser derrotados y humillados, tanto física como psicológicamente, por el Barón Zemo y sus Amos del Mal. La toma de conciencia de su vulnerabilidad y de sus limitaciones al experimentar que, pese a poder imponerse a sus villanos, no siempre son capaces de proteger a las personas de su entorno. Y eso lo hizo el Barón Helmut Zemo. Si Kingpin quebró a Daredevil Zemo quebró a Los Vengadores.

   De la revancha a la Justicia como el Rayo: Los Thunderbolts de Zemo 

   La maestría con que Roger Stern y John Buscema habían tratado al Barón Zemo en The Avengers: Under Siege no se había visto en anteriores apariciones del mismo ni se verá en posteriores hasta la colección Thunderbolts. Thunderbolts era un nuevo grupo de superhéroes, de finales de los noventa, creados por Kurt Busiek y Mark Bagley, que pretendía ocupar el puesto de los entonces desaparecidos 4 Fantásticos y Vengadores.

   Lo que nadie se imaginaba es que los Thunderbolts eran en realidad una formación reducida de los Amos del Mal de Helmut Zemo Arreglador/Tecno, Mimi Aulladora/Pájaro Cantor, Goliat/Atlas, Piedra Lunar/Meteorito junto a Escarabajo/MACH-1 de una formación previa- haciéndose pasar por héroes con la intención de ganarse el respeto del mundo para luego conquistarlo.

Thunderbolts #11. Por Mark Bagley.

   De manera que, antes de los sobrevalorados The Ultimates, de Millar y Hitch, o de los patéticos Vengadores Oscuros de Bendis y Deodato, Busiek y Bagley renovaron una formación, empezando por el nombre. De un nombre infantil, por maniqueo, Los Amos del Mal, por otro, más atractivo y actual, The Thunderbolts, con ciertas reminiscencias de La II Guerra Mundial. Sólo hay que recordar la película Thunderbolt (1947) de John Sturges y William Wyler, sobre el caza del mismo nombre, utilizado por los aliados durante el mencionado conflicto bélico. Por no hablar de que el lema de la cabecera, la justicia como el rayo, ya alude a un modo de impartir justicia más rápido y contundente, más del estilo que se daba a finales de los noventa, momento en que este proyecto vio la luz. Sin olvidar la importancia simbólica que tiene el rayo en el género de los superhéroes en tanto que elemento de transformación y cambio. 

   Pero en lugar de caer en el recurso fácil de la década, justicieros de gatillo fácil en un entorno excesivamente violento, Busiek y Bagley le dieron un giro de tuerca a la idea del villano haciéndose pasar por héroe, extendiéndola a todo un grupo, donde se jugaba tanto con la ambigüedad moral de los personajes como con la posibilidad de redención que se les ofrecía, haciéndolos así más humanos y creíbles, a la par que heroicos y virtuosos pese a ser falibles y a arrastrar un oscuro pasado. Y dado que es practicando la virtud como te haces virtuoso, ocurrió que a algunos Thunderbolts les terminará gustando ese nuevo rol, por lo que acabarían rebelándose contra el Barón. El mismo Helmut, en el transcurso de la colección, irá abandonando sus ansias de conquista mundial, asumirá que el Capi no fue responsable de la muerte de su padre y, si bien, no dejará del todo su carácter maquiavélico si irá adquiriendo cierta nobleza acorde a su linaje.

   Tras la marcha de Busiek de los Thunderbolts, el guionista que lo remplazó, Fabian Nicieza, continuó desarrollando a Zemo en esa dirección, dándole tal carisma que acabaría protagonizando una serie limitada titulada Thunderbolts Presents Zemo Born Better (97) en la que Nicieza, con Tom Grummett a los lápices, nos hacía un repaso histórico de la dinastía Zemo.

Cierre y Recomendaciones

   Así, de villano de tercera fila, creado por Roy Thomas, Tony Isabella y Sal Buscema en Captain America #168 (73) y tratado de manera mediocre en las etapas de J.M. DeMatteis y Mark Gruenwald del Centinela de la Libertad, el Barón Helmut Zemo se ha convertido en un personaje de múltiples facetas y moral ambigua, más del estilo del Dr.Muerte o Thanos. Personaje del que puedes disfrutar, junto con el resto de sus colegas Thunderbolts, en los tomos que Panini está reeditando, con el material de este título, dentro de su proyecto de recuperación de material de Heroes Return. Sin duda es de lo mejorcito de esta iniciativa, que te dirá más que ver a un Zemo bailando.

      ¡Si te ha gustado comenta y comparte! ¡Muchas Gracias!

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. ¡CONOCE MÁS DE THANOS! EL GRAN VILLANO DE AVENGERS: INFINITY WAR (2018) - DYNAMIC CULTURE

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Adrián De La Fuente Lucena como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de moderar y responder tus comentarios. Tus datos estarán alojados en DonDominio, mi plataforma de hosting. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en asociaciondynamicculture@gmail.com o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.