Con motivo del #NotMyCap te contamos como es John Walker de “The Falcon and The Winter Soldier (2021)”, el U.S.Agente, en las viñetas

Introducción

   Los cuestionables métodos del nuevo Capitán América, John Walker (Wyatt Russell), en la serie The Falcon and The Winter Soldier (2021), parecen haber indignado tanto a los seguidores de la misma que, con el hashtag #NotMyCap, han iniciado una campaña de acoso y derribo contra el personaje.

   Pero más que odiar a Russell casi deberíamos felicitarlo porque con esa interpretación se acerca a como acabó siendo Walker en el tiempo que asumió la identidad del Capitán América en los cómics. ¡Te lo contamos en esta publicación!

El Súper Patriota y La Comisión

   En Captain America #323 (1986) Mark Gruenwald y Paul Neary presentaron a otro personaje con la bandera americana al que llamaron Súper Patriota. Con ello pretendían hacer algo parecido a lo que ya plantearon en los 70 Steve Englehart y Sal Buscema con su Capitán América de los 50. A saber, enfrentar a Steve Rogers con otra figura patriótica que representara lo contrario de lo que él defendía pero que parecía estar más en sintonía con el americano medio del momento, en parte por el hábil uso que hacía de los medios de comunicación, donde se presentaba como más realista y pragmático, así como más directo y enérgico, por su juventud, que el vengador estrellado.

   De manera que Gruenwald y Neary, a diferencia de Englehart y Buscema, no hicieron un ejercicio de retro continuidad para justificar que hubiera un Capitán América en la década de los 50 mientras Rogers estaba en animación suspendida desde los últimos años de La II Guerra Mundial sino que su intención era contraponer los ideales del Capi, más cercanos a una visión no politizada y pacifista del Sueño Americano, con los de la sociedad estadounidense de mediados de la década de los 80. Valores encarnados en la figura del que era entonces presidente de esta nación, Ronald Reagan. Entre los cuales podemos destacar un desmesurado nacionalismo, que justificaba la violencia en su nombre, por encima de cualquier otra cosa. Lo cual hizo inevitable el encontronazo del bueno de Steve con la administración de su país. En concreto con La Comisión de Actividades Super humanas. El organismo que, en el Universo Marvel, tratar del estar al tanto así como de controlar las actividades de los superhéroes en suelo americano por no hablar de sus intentos por conseguir que el mayor número de ellos se conviertan en sus agentes.

   La Comisión le exigió al Capitán América original que, dado que le debía lo que era al gobierno de su país, dejara de actuar como un agente libre y se convirtiera en uno de sus agentes. Como te puedes imaginar Steve rechazó esa propuesta abandonando el traje y el escudo del Capitán América. Tocaba entonces buscar un sucesor.

El candidato perfecto: John Walker

   La Comisión encontró en John Walker el candidato perfecto para sustituir a Steve Rogers en el papel de Capitán América. Sólo había que conocer sus orígenes. Natural de una ciudad de Georgia, en el sureste de los Estados Unidos, y de una familia muy patriótica con , John creció idolatrando a su hermano mayor, que murió como un héroe sirviendo en Vietnam. Este hecho le motivo a alistarse en el ejercito para servir a su país y honrar la memoria de su hermano. Pero no dejaba de sentir que nada de lo que hacía estaba a la altura.

   Tras licenciarse un amigo del ejército le puso en contacto con El Agente de Poder, nombre con el que era conocido el empresario corrupto Curtiss Jackson, quien ofrecía un tratamiento que aumentaba la fuerza, velocidad, agilidad y resistencia de sus clientes a niveles sobrehumanos. Tras recibir, con éxito, el tratamiento. Walker decidió pagarlo asociándose con el manager Ethan Thum, quien se propuso convertirlo en el héroe nacional que siempre había soñado, un héroe que pudiera desplazar al Capitán América, al que consideraba una reliquia. Había nacido el Super Patriota, quien contaría con la ayuda de Lemar Johnson, otro amigo del ejército que se había sometido con él al experimento del Agente de Poder, así como con los también potenciados Hector Lennox y Jerome Johnson.

   No obstante, pese al desprecio que le tenía al Capi, cuando La Comisión, conocedora de lo popular que se estaba volviendo, le pidió que ocupara su lugar, John aceptó sin pestañear. También permitieron a Lemar que fuera su compañero, con el nombre código de Estrella de Batalla.

La caída del nuevo Capitán América

   Walker fue entrenado por el Supervisor, antiguo villano ahora mercenario e instructor para todo tipo de organizaciones dada su capacidad para imitar los movimientos físicos de cualquier persona que observe, para que asimilara las habilidades de combate de Rogers y su manejo del escudo. Asimismo John dedicaba muchas sesiones a observar vídeos del Capitán en acción por lo que, poco a poco, empezó a entender a su rival y a empatizar con él aunque no compartiera su punto de vista.

   A pesar de todo esto pronto se hizo evidente que la tarea le venía grande y la tensión le hacía perder los nervios a menudo, descontrolarse hasta el punto de que, en una misión, mató a puñetazos al villano conocido como Profesor Poder. La situación se desmadró totalmente cuando Hector y Jerome, ahora conocidos como Ala Izquierda y Ala Derecha, difundieron la identidades de sus antiguos compañeros, en venganza por haber sido ignorados por La Comisión. Como resultado la organización de ultraderecha conocida como Perros Guardianes secuestró a los padres de John para tenderle una trampa y acabar con él, como John había acabado con una de sus operaciones por órdenes de La Comisión. El intento del nuevo Capitán América de salvar a sus padres fracasó al ser tiroteados mientras su hijo combatía a Los Perros. Enloquecido, Walker mató a varios de ellos, dejando malheridos al resto. Posteriormente se vengaría de Ala Izquierda y Ala Derecha intentando quemarlos vivos.

   Para entonces La Comisión, viendo lo descontrolado que estaba su Capitán América, como resultado de la muerte de sus padres, se empezaron a plantear lo acertado de su decisión. A partir de ese momento los acontecimientos se precipitaron. El villano Cráneo Rojo, quien ahora tenía un cuerpo clonado de Steve Rogers y ocupaba un cargo en la administración, se reveló como el responsable de las desgracias que le habían sucedido a John, incluida la muerte de sus padres, como parte de un plan para desacreditar a su viejo enemigo. Aclarado todo La Comisión le pidió a Steve que volviera a ser el Capitán América pero este lo rechazó prefiriendo seguir siendo un agente libre, el aventurero patriótico conocido como El Capitán. No obstante, tras las suplicas de John, Steve retomaría su vieja identidad. Walker se había dado cuenta de que sólo Rogers daba la talla para ser El Centinela de la Libertad. Y, de paso, Gruenwald nos había mostrado que los principios e ideales del viejo Capi estaban por encima de todo tipo de nacionalismos o, si se prefiere, de la política.

El nuevo Capitán América ha muerto, ¡larga vida al U.S.Agente!

   Se preparó una rueda de prensa durante la cual John le entregó a Steve el escudo y se anunció la vuelta del original Capitán América. En el transcurso de la misma John murió tiroteado por un Perro Guardián. Luego se descubrió que, en realidad, dicho asesinato formaba parte de un plan de La Comisión. Fingieron un asesinato para lavar la imagen de Walker y, así, poder seguir usándolo como su agente. Había nacido el U.S.Agente.

   Al U.S.Agente le practicaron, con su consentimiento, un lavado de cerebro para que olvidara sus acciones pasadas como John Walker, y le dieron una nueva identidad, Jack Daniels. Se ve que Gruenwald quería hacer un chiste con las bebidas. Asimismo se le proporcionó el traje oscuro que Steve había usado como El Capitán junto con el escudo de Vibranium que Pantera Negra le había fabricado.

   En el tiempo en que el U.S.Agente formó parte de la división costa oeste de Los Vengadores, tuvo un encuentro con Estrella de Batalla quien siempre había sospechado que tras la muerte de su amigo había gato encerrado. Razón por la que había estado investigando por su cuenta hasta que dio con él. Lemar le habló del lavado de cerebro y le convenció para que presionara a La Comisión con el fin de recuperar sus recuerdos y encararlos. Así lo hizo. El shock tras hacerlo fue tal que estuvo a punto de suicidarse. Pero pudo sobreponerse y se prometió usar sus habilidades con más responsabilidad, acercándose más a ser otro Capitán América sólo que algo más rudo. Una nueva actitud que fue puesta a prueba en su serie limitada en solitario, U.S.Agent #01-#04 (93), donde Gruenwald y M.C. Wyman le hicieron enfrentarse a Azote, una organización de justicieros dedicada al asesinato de villanos, cuya forma de pensar  y actuar no era tan diferente de la del U.S.Agente solo que llevada hasta sus últimas consecuencias. Para complicar más las cosas su autores jugaron con la posibilidad de que el hermano de John, a quien creía muerto, pudiera ser un Azote.

Cierre

   Con la excepción de la mencionada serie limitada y de colecciones grupales, donde el personaje ha tenido sus momentos, tales como Omega Flight de Oeming y Kolins, Dark Avengers de Jeff Parker y Neil Edwards o 2020 Force Works de Matthew Rosemberg y Juanan Ramirez, lo cierto es que el U.S.Agente siempre termina quedando reducido a un Capi gubernamental. En el mejor de los casos se queda en un intento de propuesta, en este caso la de Gruenwald, de un Capitán América más creíble, en tanto que más  falible y problemático, y, por tanto, más accesible para un lector contemporáneo. Lo que ocurre es que diversos autores, posteriores a Gru, le han ido pasando rasgos del U.S.Agente a Steve Rogers conforme este volvía a sus raíces militares y a sus contactos con el mundo del espionaje. Cambio motivado por la progresiva militarización de Los Vengadores a raíz de los atentados del 11 de Septiembre. Así el Capi de Brubaker lleva el pelo al estilo militar de Walker o el Capi Ultimate de Millar y Hitch comienza actuando y pensando como Walker para terminar siendo como Rogers.

   De manera que podemos decir que Gruenwald anticipó al Ultimate Capitán América en la persona del U.S.Agente pero, de un tiempo a esta parte, este último parece haber sido relegado a lo que fue en sus orígenes como Super Patriota. A saber, de contrapunto de un Capi que, en la actualidad, ha vuelto a moverse más por entornos civiles que por gubernamentales.

   En la serie The Falcon and The Winter Soldier (2021) el Capi Walker ha tirado por un desarrollo parecido al de Gruenwald y ha terminado convirtiéndose también en el U.S.Agente, así que, probablemente, será con El Halcón, que parece heredar el legado del Capitán América, con quien podría tener roces y discrepancias. Pero El Halcón ya será tema de otra publicación.

      Espero que te haya gustado esta publicación. Si es así, ¡comenta y comparte! ¡Muchas gracias!

 

 

 

About Adrián De La Fuente Lucena

Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural y en Filosofía Contemporánea, Diplomatura en WordPress, profe, Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Community Manager, Redactor Digital y Bloguero. Fundador de DYNAMIC CULTURE. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Adrián De La Fuente Lucena como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de moderar y responder tus comentarios. Tus datos estarán alojados en DonDominio, mi plataforma de hosting. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en asociaciondynamicculture@gmail.com o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.