EL REGRESO DE EXPEDIENTE X

Expediente-X-primera-promo-con-Mulder-y-Scully-en-accion_landscape

Expediente X, una de las series de mi adolescencia. Esa que veía con cierto recelo, mezcla de miedo y curiosidad por ver qué misterios nuevos me enseñaría, ha regresado y, lo malo, es que nada es lo que recordaba que una vez fue.

Oscuridad, tenebrismo, suspicacias, miraditas, un <<quiero creer>> que a todos se nos ha quedado grabado en la memoria más profunda y que en su momento nos dijimos para nuestros adentros más de una vez. Nada. No queda nada de esos personajes que, a pesar de su simpleza, nos hacían vivir buenos momentos <<junto>> a ellos y, al día siguiente, junto a nuestros amigos rememorando frases o planteándonos si los misterios expuestos en la trama serían realidad y por qué nada de eso ocurría, pues, en España.

¿Te recordaba así, Expediente X?

Desilusión – y un poco WTF, todo hay que decirlo- es lo que a primera vista –digo esto porque espero que la cosa mejore – me han producido los dos episodios de la décima temporada, estrenada el pasado 24 de enero en la FOX.

Una Scully un tanto rara que en cuestión de un capítulo se abre en canal para mostrarse más sentimental que nunca. Deja vete a saber dónde el recuerdo de la escéptica, racional y fría agente del FBI de los años noventa. Un Mulder que más que Mulder parece Hank Moody en una de sus locas peripecias, aunque sin sexo de por medio; y una ambientación que poco tiene que ver con la de entonces o, al menos, según mis recuerdos –ya sabemos eso de que los recuerdos siempre mienten y bla bla bla-. En fin, que a pesar de querer hacer el esfuerzo por centrarme en la trama y mirarlo todo con objetividad y positividad, el primer capítulo se me hizo un tanto cuesta arriba –tanto que cogí el Ipad y me puse a mirar Twitter- .

nuevo-avance-de-expediente-x

(Esta parte contiene spoiler) Que sí, que en el tema de los misterios nada es que lo que parece y que los extraterrestres sí que existen, aunque no son tan malos como nos han hecho creer. Al final es el gobierno el que hace experimentos con los seres humanos y los restos de hombrecillos verdes. Que éstos lo más cerca que han estado de las personas fue cuando se encontraron al tal viajero estrellado en Roswell y etc, etc, etc. Mal, me parece fatal que todo esto se desvele justo en el primer capítulo, ya que poco más se puede dejar a la imaginación después de ello.

Los ovnis no existen

Yo quería creer que Expediente X iba a dejar esa puerta entreabierta una vez más, pero no. La culpa de todo la tiene el gobierno. No hay abducciones como las conocemos, ni extraterrestres que copulen con humanas. No hay maldad por parte de nuestros supuestos compañeros de universo, aunque sí que hay mucha en el planeta que habitamos. (Fin del spoiler)

Y dicho esto, entonces ¿dónde estará la hermana de Mulder?. Porque ni él mismo se cuestiona nada en ninguno de los dos primeros capítulos. Mucho énfasis en el hijo de Scully, pero ni rastro de esa hermana por la que todos sufrimos y teorizamos sobre su supuesto paradero. Tal vez sea una de las bazas de los guionistas para mantener el suspense y, así, “obligarnos” a ver los próximos episodios. Un pequeño esfuerzo más que, a mi parecer, merece la pena tras nueve temporadas y dos películas vistas.

Espero, de verdad, que la cosa mejore y he de confesar que en el fondo sí que tengo curiosidad por ver cómo se desarrollará todo. ¿Será como nos los imaginamos? ¿Encontrará Mulder a su hermana y Scully a su hijo? ¿Lograrán los agentes del FBI esclarecer todo este misterio en torno al gobierno? ¿Vendrá una nave extraterrestre y se llevará a Mulder? En fin, tantas y tantas preguntas son las que me asedian en este momento que ya estoy deseando que se emitan los próximos capítulos.

Y a vosotros ¿qué os ha parecido el regreso de Expediente X?

Gracias por leer y recordad:

Expediente X The Truth is out there

About Lidia Fernández Hidalgo

Comencé mi formación con el diseño de moda, pero pronto me di cuenta de que lo mío eran las Bellas Artes. Allí aprendí el valor que tienen las imágenes y la importancia de lo visual. Terminada esta etapa pasé dos años en Alemania, donde descubrí que el cine era una parte importante de mi vida. Por ello, de vuelta en España, cursé Comunicación Audiovisual a la par que exploraba mi faceta más didáctica mediante el Máster en Formación del Profesorado. Mi tiempo libre lo dedico al arte, la fotografía, el cine, el diseño, la música, la lectura, los animales y todo aquello que aporte un poco de diversión a la vida.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Asociación Cultural Dynamic Culture, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Si no se acepta no podrás comentar en este blog. Puedes consultar mi política de privacidad. Puede ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en asociaciondynamicculture@gmail.com.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias con finalidad funcional y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios, mejorar mis servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúa navegando, se considera que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí ACEPTAR

Aviso de cookies