Capitán América y los Poderosos Vengadores

 «Cumplieron con su deber. Hicieron lo que pudieron. Hicieron lo que debían. Fueron honestos consigo mismos. Lucharon hasta el final. Limaron asperezas. Hicieron sacrificios. Estuvieron ahí para nosotros. Nos ayudaron. Fueron poderosos. Y cuando todo fue dicho y hecho … eso fue suficiente.

   […] las cosas pequeñas importan, el esfuerzo importa. Si nos rendimos … si ni siquiera lo intentamos … entonces todo habrá terminado. […] Fuimos Vengadores. Tú y yo. Los más poderosos Vengadores. En el fin del mundo todos significamos algo. Todos contamos. Y estoy muy orgulloso de morir contigo, mi amigo. 

Al Ewing 

Introducción

   Al final de la serie The Falcon and The Winter Soldier (2021) El Halcón, Sam Wilson, heredará el manto del Capitán América. Lo que no deja de ser curioso es que, antes de que esto se confirmara, el actor que lo encarna en la pequeña y gran pantalla,  Anthony Mackie, decía que él es El Halcón y que siempre será El Halcón. Lo que, desde mi punto de vista, parece ser una crítica a esa tendencia a convertir a personajes secundarios, bien definidos, en copias de personajes principales para darles más popularidad y/o para dar más entidad a personajes afroamericanos, pagando el precio de perder su singularidad. Tal es el caso del Halcón, lo que se tradujo en su aparición en múltiples cabeceras, aparte de protagonizar la del centinela de la libertad. Una de ellas fue Capitán América y los Poderosos Vengadores (Captain America and the Mighty Avengers), de la que voy a escribir a continuación.

¿Por qué Capitán América y los Poderosos Vengadores?

   Seguramente te estarás preguntando por qué Capitán América y los Poderosos Vengadores, que no dejaba de ser una colección secundaria y de calidad cuestionable, a rastras de los eventos de Marvel de su época. Pues porque a los responsables de la misma, el guionista Al Ewing y el dibujante Luke Ross, les bastó el primer arco argumental para definir lo que significaba un Capitán América afroamericano preguntándole a la gente a la vez que metiéndose en la mente de Sam Wilson para ver la manera en que el personaje, pese a sus dudas, asume la responsabilidad que supone ser el Capitán América. Trataron de sacar punta a una idea que, desde mi punto de vista, responde a una cuestión de agenda política y lo hicieron de forma bastante digna y honesta, sin necesidad de recurrir a convertir a su mentor Steve Rogers, el Capitán América original, en un fascista.

 

Last days of Captain America and the Mighty Avengers

   Quería destacar los dos últimos números de esta colección, el 8 y el 9, ubicados en las segundas Secret Wars, el evento que supuso el fin del Universo Marvel tal y como lo conocemos, hasta la próxima vez. De ahí el «Last days of» que aparece por encima de Captain America and the Mighty Avengers.

   En Captain America and the Mighty Avengers #8 (15) Al Ewing nos muestra cómo afronta la gente de a pie los meses previos a lo que parecía el fin del mundo. Lo hace de forma bastante competente, a través de las reacciones de diferentes personas con diferentes puntos de vistas, por medio de la televisión, como ya hiciera Frank Miller en su clásico El regreso del Caballero Oscuro, marcando un estilo que muchos guionistas han seguido. A saber, el utilizar la televisión en el cómic como vehículo para mostrar opiniones y dar más realismo a las cuestiones que se quieran tratar. A fin de cuentas, aparte de las redes sociales, ¿no nos enteramos la mayoría de las veces de las noticias importantes a través de la televisión?

   Al dar paso a esa multitud de opiniones Ewing da más credibilidad a la historia y nos invita a pensar, evitando el recurso fácil de mostrar sólo a una multitud histérica que le echa la culpa de todo a sus superhéroes. Si bien sus vengadores le echan en cara a los Illuminati, a esa especie de grupo exclusivo y elitista de superhéroes que no cuadra en la continuidad ni con pegamento, en concreto a la Pantera Negra y a Mr. Fantástico, el que hayan estado gestionado las cosas de la forma en que lo han hecho, lo que ha conducido a la situación en que se encuentran.

   «Hay una cosa que no habéis intentado Reed […]. Una cosa sencilla que muy posiblemente nos podría haber salvado a todos. Podrías haber hablado con los demás. 

[…] Y, en resumen, de eso se trata, T´Challa. De la pluralidad de voces. «Nosotros, el pueblo». Podríais haber tenido fe en vuestros iguales. En todos nosotros. Trabajando juntos, desde el principio, podríamos haber tenido una oportunidad. O no. Nunca lo sabremos.

Dr. Brashear.

 

   El mismo Steve Rogers, al revelarles la situación a este grupo de Vengadores, lamenta el habérsela ocultado hasta ahora, así como la falta de ética en las acciones de los Illuminati y el no haber sido capaz de detenerlos.

Vengadores y Personas

   En Captain America and the Mighty Avengers#9 (15) Ewing, fiel a su estilo, continúa plasmando, en su guion y en sus diálogos como la gente de la calle y los héroes más próximos a los mismos, nuestros Vengadores, se enfrentan al apocalipsis, demostrando tanto la grandeza de muchas personas en situaciones límite como la de estos vengadores, que son poderosos no tanto por sus considerables poderes o habilidades sino por la honorabilidad de su ser.

   Sirvan los siguientes ejemplos de este cómic:

  • Ya en la primera página, con la notificación de Luke Cage, en una viñeta que simula un tablón de anuncios, se explica la situación y se aclara que, tanto ellos como los voluntarios, están haciendo todo lo posible para superar esta crisis. Un ejemplo de transparencia y cercanía, así como de honradez y humildad, ya que, ante la gravedad de la situación, piden a la gente que ayuden en lo que puedan.

   […] Y no somos sólo los Poderosos Vengadores los que estamos fuera. Nuestra centralita de voluntarios se mantendrá abierta durante la crisis, y necesitamos que el resto de ustedes sean nuestros pies en La Tierra, ayudándonos como puedan.

   Si este es el fin, sólo recuerden que fueron parte de algo.

Su vecino,

Luke Cage

  • Tanto Hulka como Spectrum lamentan que las cosas se hayan presentado de esa manera, que por la forma de actuar de otros, maneras de actuar que no comparten, estén en esta situación. Pero como personas adultas que son, no caen en el rencor o el resentimiento sino que pasa a la acción dando todo lo que pueden. Particularmente significativo es el dilema al que se enfrenta Spectrum: Tiene el suficiente poder para destruir una de las Tierras en colisión y salvar ambos universos y su Tierra, pero al hacerlo mataría a billones de personas. Lo único que tendré que hacer es vivir con eso, piensa. Pero a la hora de la verdad se niega a hacerlo. A través de ella Ewing nos está lanzando un mensaje: Ninguna vida es más valiosa que otra, aunque sea la de una realidad alternativa. Es cierto que puede haber situaciones en que no se tenga elección, pero en el caso que nos ocupa, parece que se ha asumido directamente que no había otra solución que masacrar a los habitantes de una por los de otra.

  • Merito también tienen dos de los voluntarios de la centralita de Los Poderosos Vengadores, Soraya y Dave, que permanecerán al pie del cañón hasta el final, intentando aliviar el sufrimiento de los que contactan con ellos. Particularmente emotiva es esta llamada telefónica:

   […] No es morir. Es morir así. Yo solo … no, no hay nadie en mi vida. No tengo a nadie en mi vida. Nunca tuve a nadie. Y, y yo … yo pensé que estaba bien así pero … pero ahora moriré … y … y no quiero morir solo. Por favor. No me dejen morir solo. …

   ¿Mike? Mi nombre es Soraya. Y yo estaré ahí, al otro lado de la línea, tanto como usted me necesite.

   Lo — lo siento, no quiero —

   No, está bien. Le aseguro que está bien.

   Esto … esto es lo que hacemos.

Valoración final

   En definitiva, Capitán América y los Poderosos Vengadores es un cómic bellamente ilustrado por Luke Ross en el que Al Ewing plantea cuestiones sobre la moralidad de ciertas acciones, el heroísmo y la cooperación. Cuestiones que se desmarcan del mero espectáculo desenfadado al que parece querer acostumbrarnos la editorial. Por el contrario, Ross y Ewing trataron de recuperar la dimensión inspiradora y, a la vez, humana de estos seres extraordinarios, que por muchos palos que reciban, son capaces de levantarse, con independencia de que tengan o no superpoderes. La vida también es trágica y el valor ante la misma no reside siempre en cuanto puedes mofarte de la misma sino en la valentía con que la encaras.

   Espero tus comentarios al respecto. ¡Muchas gracias! Un abrazo.

6 Trackbacks & Pingbacks

  1. SECRET WARS (2015): EL CAPITÁN AMÉRICA Y LOS PODEROSOS VENGADORES #9 | DYNAMIC CULTURE
  2. SECRET WARS (2015): CAPITÁN BRITANIA Y LOS PODEROSOS DEFENSORES #1 y #2 | DYNAMIC CULTURE
  3. SECRET WARS (2015): MAGNETO #18 al #21 | DYNAMIC CULTURE | DYNAMIC CULTURE
  4. ÍNDICE SECRET WARS (2015) | DYNAMIC CULTURE
  5. SECRET WARS: EL CAPITÁN AMÉRICA Y LOS PODEROSOS VENGADORES #9
  6. SECRET WARS (2015): MAGNETO #18 al #21 | DYNAMIC CULTURE

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Adrián De La Fuente Lucena como responsable del tratamiento y legitimado por tu consentimiento tratará tus datos con la finalidad de moderar y responder tus comentarios. Tus datos estarán alojados en DonDominio, mi plataforma de hosting. Tienes derecho a acceder, rectificar, oponerte y suprimir tus datos, así como otros derechos, en asociaciondynamicculture@gmail.com o ante la autoridad de control. Tienes información adicional en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.